martes, 22 de mayo de 2012

Reflexionando en el bondi


Una tarde como cualquiera pensando en escribirles algo a mis querid@s Curad@s de Espanto, me puse a reflexionar que todas o la gran mayoría de mis notas eran contando sobre relaciones en las que salí lastimada y cosas por el estilo.

Así que me puse a pensar que sería importante hacer una AUTOCRÌTICA, porque muchas veces nos quejamos o mejor dicho me quejo de los malditos hombres que juegan conmigo pero yo tampoco soy una santa. Es más soy la típica hija de puta que se enamora del villano de la película, y no porque no haya aparecido el chico bueno si no que lamentablemente muchas veces no los soporto…

He conocido un montón de chicos divinos, pero no solo no los quiero, muchas veces siendo conciente de esos los dejo ahí esperando, por las dudas de que no encuentre otro que me guste, o por si en algún momento ese chico me llegara a interesar. Pero el hecho es que no, y no se porque tantas veces me mentí a mi misma.

Llegue hacer cosas que realmente me avergüenzan, porque muchas veces actué como si fuese uno de ellos, de esos que me vuelven loca. Quizás no sea una cuestión de géneros. Muchas veces nos enojamos porque el chico que nos gusta nos lastima, pero yo me pregunto ¿Cuantas veces lastimamos nosotras sin querer a alguien que nos quería de verdad? ¿Cuántas veces nos quejamos porque el chico en el cual pensamos todo el día no te escribe ni un mensaje y lo que es peor no contesta el mensaje que te animas a mandar luego de mucho pensar? ¿Pero cuantas veces no contestamos mensajes o llamadas de alguien a quién si le importábamos? ¿Cuántas veces lloramos al descubrir una mentira? Y ¿Cuántas veces mentimos? No por mal@s si no por cobardes, por miedo quizás a que esa persona a la cual si le importábamos, pero con la cual no queríamos estar ya no estuviera ahí o por no lastimarla, le terminamos haciendo más mal.

Yo creo que el ser un humano es un bicho raro, quizás sea una cuestión de egos, o de simple estupidez. Pero como dice una canción de La Renga: “…Y el corazón, tiene razones que la propia razón nunca entenderá…” Y a mi corazoncito le gusta complicarla. Quizás me lo merezca porque como me repito todos los días NO HAGAS LO QUE NO TE GUSTA QUE TE HAGAN. Así que acá estoy en el bondi reflexionando sobre mis actitudes gracias a que subió uno de los chicos a los cuales lastimé, paso a mi lado, me miro y no me saludo, seguramente me odie y me lo merezco y quizás el se lo merecía porque como soy tan hija de puta me gusta pensar que quizás el lastimo a una chica y pago conmigo, eso me hace sentir un poco mejor…  


Afra



4 comentarios:

  1. me encantó la nota.. y si somos las villanas de los q nos quieren, nos convertimos en calcos de los hdp q nos hicieron trizas alguna vez!

    ResponderEliminar
  2. Tal cual Noelí y después nos quejamos jajajaja :P

    ResponderEliminar
  3. siii estoy con vos Afra!! siempre nos lamentamos pero que hacemos nosotras para cambiar las cosas??
    y seguramente a ese chico bueno que lastimamos despues se hace lo mismo a otra chica, es un circulo vicioso , que solo terminara cuando todos nos replantiemos esto y pongamos un freno!

    ResponderEliminar